La Democracia Conveniente: La Política en Bolivia

La Democracia Conveniente: La Política en Bolivia

Ayer el acusado por el caso Rozsa salió de la carcel al estar en el Cómite Cívico de Santa Cruz de la Sierra, a ser coronado como Vice-presidente con honores. El pasado del Señor queda en la oscuridad, implicado en el acto del terrorismo el 16 de Abril, 2009 con diferentes terroristas de varios países Europeos, incluyen Croacia, Hungría y Irlandes. Los gobernadores de Santa Cruz insistían que los actos fueron parte de una conspiración del gobierno Federal para destruir y implusar caos en la autoridad de los opositores.

Los empresarios de Santa Cruz, los que son mayormente llamados por el golpe fallado, siguen defendiéndose en los Cortes Municipales. Y a la vez, celebran “La Victoria de la Democracia:” #21F. El evento en la plaza, con un show, bailadores, cantantes y marketing espactular parece del “astro-turf” populismo en los Estados Unidos, o mejor dicho, gente populismpagada protestando en las calles, apareciendo “del pueblo.” La administración Morales igual usan las palabras para involucrar el populismo, culpando los EEUU cada vez que pueda, como sus críticas del 21F, a incentar el enojo al neoliberalismo cuando necesita defenderse contra la oposición.

En términos simples, la democracia crece y prospera en regiones con estabilidad, la libertad de expresión, y el compromis cívico del pueblo. La oposición del gobierno nacional ya dejó la primera etapa por estar relacionado con los extranjeros implicados en la asesinación fallada, la administración de Presidente Morales no respeta la libertad de expresión por implementar leyes vagas contra el periodismo, y el periodismo Boliviano no informa al pueblo para que estén presente en el compromiso cívico. Y encima, Presidente Morales ha intentado y parece que va a intentar otra vez a extender los años bajo su poder.

“[E]l neoliberalismo- la ideología de convenios y oportunismo con el vocabulario de la libertad.”

Bajo de todas estas acciones aclaradas arriba, la Política boliviana sigue en los tiempos de escasez, tomando cada oportunidad de subirse al poder supremo del país. Las contradicciones que existen en la oposición, apoyando a la democracia mientras apoyando a gente del terror, igual existe con el gobierno defendiendo al Presidente contra el terrorismo pero a la vez buscando más tiempo en su administración. Cuándo les convenga, los dos lados de la política usan las palabras del liberalismo clasical, sin correspondencia a sus acciones. Es decir, y usando esta palabra otra vez, es el neoliberalismo- la ideología de convenios y oportunismo con el vocabulario de la libertad. Es necesario de respetar los límites del poder en una democracia, sino aparece la autocracia.

Bolivia seguirá bajo los tiempos coloniales por su hambre de oportunidad, del show y de distracción su pueblo, siempre tratando de aparentar de ser el “defensor del pueblo.” En realidad, no es así. Siendo un político no es de coraje, sino del oportunismo. Y hasta el tiempo que el pueblo deje aceptando las mentiras de los líderes, la democracia conveniente seguirá el camino colonial. Los dos lados son culpables, los periodistas iguales. Luchando entre ellos, perdiendo su tiempo por centavos.

Advertisements

Polarización de la Ideología: Aceptación a Dividir

Polarización de la Ideología: Aceptación a Dividir

Por los logros del mundo virtual, el celular se controla por la búsqueda de los ideas que apoyan los suyos. Nuevos sitios, periodicos por internet y revistas que acomada la vida en una realidad ficcionaria dirige la gente a una paradigma más polarizada. Ya la comunicación entre otros con perspectivas diferentes desaparece cada día más, acumulando en movimientos que niegan todo diálogo a favor de callar a los demás, como en el último artículo en la Refracción.

Unos ejemplos son la quiebra de “El Deber,” un periódico en Santa Cruz de la Sierra. La sección más grande es Las Páginas Sociales, hablando sobre las fiestas, perfiles de estudiantes jóvenes, y el chisme de celebridades. Mayormente, sóla poca gente actualmente puede conectar a este estilo de vida, porque la mayoría de la población son de la clase media- los que trabajan los fines de semanas, y venden productos aparte de su salario a pagar su renta o hipoteca. Efectualmente, la decisión de polarizar su base de lectores ha contribuído a su fallecimiento en la esfera política. El dueño, un empresario, sólo quiso ver lo que puede afirmar sus convicciones personales como artículos a favor de los combustibles fósiles, de los eventos grandes de sus amigos, y los perfiles de los amigos de sus hijos.

Otro ejemplo es el joven que apoya al movimiento obrero, que en su facebook sólo da los “me gustas” a las páginas que suben y comparten los artículos que apoya a su ideología izquerdista. Sus amigos y sus organizaciones se quedan en su propio mundo, hablando del marxismo y la revolución acercando al pueblo. Pero, al final, se encierran a la aislación social, queriendo un líder autoritario que sigue sus ideas, y apoyando el populismo sobre todo.

De separarse de la conversación pública y libre por los métodos digitales, la sociedad se desaparece al individualismo extremo. Los ideólogos se aislan y al contacto con alguien que piensa diferentamente, llegan a la confrontación en vez del diálogo necesario a formar una ciudad más unida en su trayectoría social. En vez de ver otros puntos de vista, los dos en la confrontación llegan a los denuncios y al lenguaje vulgar, haciendo lo absurdo de su tiempo.

Medios de comunicación, ciudadanos jóvenes y viejos iguales, contribuyen a la polarización y la ignorancia de los otros miembros que viven en los mismos barrios. Los dueños de los medios sólo publican lo que ellos piensen, mientras los lectores de ahora sólo leen lo que prefieren leer. Es necesario de formar un medio abierto, uno de inclusión que vigila a todos los aspectos sociales, no a sólo los que apoyan al dueño de la página o seguidor del sitio. Sino, se acepta y ayudan a la división y la destrucción entre los idealistas.

El Orgullo Falso del Pueblo

El Orgullo Falso del Pueblo

“Y para la economía exterior es necesario de invertir en varias industrias por la estabilización.”

“Y cuánto es una bolsa de leche?”

“…”

Así, es un ejemplo de los debates politicos en la Americas, desde los EEUU hasta los paises de Sudamérica. Los medios de comunicación prefieren meter estás preguntas simples para bajonear las conversaciones intelectuales en el país. Es una manera de decir, pues, simplemente nada y callar a los demás.  Eso es lo que quieren: borrar las críticas contra su posición. El Presidente George W. Bush usaba la frase “apoya a las tropas” de atraer las emociones a la guerra de Irak, nunca directamente contestando las críticas contra sus acciones. Presidente Morales usaba la coca y la cultura indígena para conectar a la gente con el sindicalismo, y el alcalde de Santa Cruz de la Sierra Percy Fernández usa las palabras coloquiales en sus respuestas mientras se evita las preguntas profundas. Evitar y callar.

El populismo, siempre luchando por la conexión del pueblo y de la gente, apareciendo de ser una persona con carisma, con caracter entendible. Pero a la vez como todos los politicos, sus palabras parecen lógicas pero sin sentido. Y igual a la prensa, en su falta de investigar y sus preferencias en “llenar” el tiempo con preguntas incoherentes, como en el principio de este artículo.

Estos tipos de lideres usan la emocion para conquistar, refierendo a las palabras del “antaño,” con la sabiduría de cualquier alimento- así estudian la información de la emoción. Mientras tanto, falta su conocimiento e inteligencia del manejo gobernal o de los problemas macro-sociales en la conversacion política. Quieren mostrar su orgullo, su carisma pero nunca sus ideas, como el Diputado Óscar Ortiz criticando al Presidente Morales, pero no mostrando su propia propuesta. Y la prensa ni critica al senador de la oposición, por su flojera investigativa, y por usar su propia ideología en las transmisiones de las noticias. Si la prensa y el periodismo Boliviano actualmente quieren ser instituciones confiables en Sudamérica, tendrán que cambiar su personal, su visión redactiva, y su posición contra la influencia de la ideología.

Que tragedia existe en la política, que los políticos hablan pero no comunican nada, el periodismo pregunta sin recibir respuestas, y las críticas salen pero sin repercusiones alternativas. Es el uso del orgullo falso del pueblo, el sentimiento por la filología coloquial, y la muerte de la conversación intelectual.