Serie del Aborto: El Retraso Institucional

Serie del Aborto: El Retraso Institucional

En las semanas pasadas, el debate del aborto sigue en su argumento de los dos opositores: el lado de la superioridad moral and lo de los científicos con sus datos y figuras de los abortos escondidos en Bolivia. Ahora, en este artículo, se presenta un lado que agrede a la mayoría de la gente consultada en la formación del argumento: los que son contra el aborto, y a la vez en apoyo a la educación y métodos preventivos en la conciencia social.

El aborto, especialmente en los países con una mayoría de Católicos y Cristianos, tiende a estar prohibido o con una deficultad alta de obtener la operación sancionada por el estado. Bolivia no es diferente en este aspecto, penalizando el aborto en 1973 y aceptando pocos casos legales de víctimas de la violencia sexual. En un estudio publicado por un consejo de Médicos en Bolivia de los años 1998-2008, solo cuatro abortos fueron aprobados por el estado. Había varias condiciones por este número tan bajo, pero mayrmente es por la ineptitúd del sistema legal a procesar los casos penales. Resulta que casi 44% de las víctimas de la violencia sexual con la edad 15-19 no presentan su caso al corte público, y menos que .05% de los hombres acusado actualmente reciben su penalidad.MAYK_bureaucracy

El sistema jurídico en Bolivia sufre de la falta de moralidad y responsabilidad en Bolivia, y mayormente su procesos legal sólo avance adelante por aceptar extra dinero aparte de las cifras institucionales. En sí, las mujeres que más sufren del embarazo no deseado faltan el conocimiento de la salud sexual, recibiendo una educación insatisfecha de los métodos contraceptivos, son gente de la pobreza. Y los profesionales y gente incorporados en el retraso del sistema legal ni escuchan los casos de la gente pobre porque no tiene tiempo por los sin dinero. Por eso, el aborto escondido aparece más una solución que una tragedia a los que no tiene apoyo ni ayuda por ser víctima de la violencia sexual.

Ademas, el aborto escondido trata con el producto de un sistema sin función. La policia nacional con su manejo difícil no ayuda a disminuir la situación, sino amplia la necesidad de terminar el embarazo en una manera “extra-jurídico.” Más de 115 abortos clandestinos al día pasa en Bolivia, con dos mujeres falleciendo por esa misma operación. En condiciónes inadecuadas con gente sin experiencia en la profesión de medicina, es una tragedia que la última opción de la víctima pueden terminar en su muerte. Y ese número no bajará por la explicación de que el bebé necesita nacer, y que los jóvenes necesitan más educación moral. No, ese número sólo va a bajar por un mejor sistema jurídico que puede prevenir y procesar los criminales sexuales antes que la situación llegue al embarazo. Insistiendo que “cada vida tiene valor” no significa nada cuando más de 4 de cada 10 mujeres adolescentes tiene la experiencia del abuso sexual sin repercusión legal, y los abusadores se sienten invencibles contra los denuncias y acusaciónes de su crimen.

En conclusión, el aborto no es una tragedia solucionada por la penalización. No es solucionada por la educación moral que propone la Iglesia y religiones en Bolivia. Y al final, ni es completamente solucionada por despenalizar la operación legalmente. Es un tema complejo que incorpora varias fallas institucionales, incluye la falta de la educación sexual a ambos géneros y la falta de un sistema penal que puede dar justicia a las víctimas de la violencia sexual. Al menos con la despenalización, las mujeres no tiene que ir a lugares clandestinos con riesgos de exposicion a elementos peligrosos en su operación. No, la despenalización del aborto no es un logro en la humanidad, pero un avance necesario en bajar el número de abortos en el país. Pero falta mucho trabajo hasta que el día que el aborto puede existir sólo en el pasado, una tragedia histórica.

Fuentes:
Construyendo una Policía Comunitaria

Periódico: La Razón

 

Advertisements

Polarización de la Ideología: Aceptación a Dividir

Polarización de la Ideología: Aceptación a Dividir

Por los logros del mundo virtual, el celular se controla por la búsqueda de los ideas que apoyan los suyos. Nuevos sitios, periodicos por internet y revistas que acomada la vida en una realidad ficcionaria dirige la gente a una paradigma más polarizada. Ya la comunicación entre otros con perspectivas diferentes desaparece cada día más, acumulando en movimientos que niegan todo diálogo a favor de callar a los demás, como en el último artículo en la Refracción.

Unos ejemplos son la quiebra de “El Deber,” un periódico en Santa Cruz de la Sierra. La sección más grande es Las Páginas Sociales, hablando sobre las fiestas, perfiles de estudiantes jóvenes, y el chisme de celebridades. Mayormente, sóla poca gente actualmente puede conectar a este estilo de vida, porque la mayoría de la población son de la clase media- los que trabajan los fines de semanas, y venden productos aparte de su salario a pagar su renta o hipoteca. Efectualmente, la decisión de polarizar su base de lectores ha contribuído a su fallecimiento en la esfera política. El dueño, un empresario, sólo quiso ver lo que puede afirmar sus convicciones personales como artículos a favor de los combustibles fósiles, de los eventos grandes de sus amigos, y los perfiles de los amigos de sus hijos.

Otro ejemplo es el joven que apoya al movimiento obrero, que en su facebook sólo da los “me gustas” a las páginas que suben y comparten los artículos que apoya a su ideología izquerdista. Sus amigos y sus organizaciones se quedan en su propio mundo, hablando del marxismo y la revolución acercando al pueblo. Pero, al final, se encierran a la aislación social, queriendo un líder autoritario que sigue sus ideas, y apoyando el populismo sobre todo.

De separarse de la conversación pública y libre por los métodos digitales, la sociedad se desaparece al individualismo extremo. Los ideólogos se aislan y al contacto con alguien que piensa diferentamente, llegan a la confrontación en vez del diálogo necesario a formar una ciudad más unida en su trayectoría social. En vez de ver otros puntos de vista, los dos en la confrontación llegan a los denuncios y al lenguaje vulgar, haciendo lo absurdo de su tiempo.

Medios de comunicación, ciudadanos jóvenes y viejos iguales, contribuyen a la polarización y la ignorancia de los otros miembros que viven en los mismos barrios. Los dueños de los medios sólo publican lo que ellos piensen, mientras los lectores de ahora sólo leen lo que prefieren leer. Es necesario de formar un medio abierto, uno de inclusión que vigila a todos los aspectos sociales, no a sólo los que apoyan al dueño de la página o seguidor del sitio. Sino, se acepta y ayudan a la división y la destrucción entre los idealistas.

Democracia del Conocimiento

Democracia del Conocimiento

La democracia en Bolivia tiene un edad muy joven, recientemente estableciéndose en los años ochenta después de la dictadura de Banzer. Todavía, los elementos de esos tiempos siguen en la sociedad, como los del individualismo extremo o la burocracia de sobrevivir. Por eso, la gente en Bolivia residen con la educación de la dictadura, de saber pero no aprender, de pasar no mejorar, y de aceptar y no investigar.

Desde los tiempos coloniales, las instituciones gobernables han disparado la información universal, pero nunca de colaborar ni escuchar nuevos conceptos. La Universidad Gabriel Rene Moreno solo ofrecía la carrera de Derecho, la forma de interpretar los códigos de afuera e imponerlos en el país colonial. La escuela de pedagogía en Bolivia se llama “Escuela Normal,” literalmente significando que quiere normalizar todos los profesores a las mismas enseñanzas, pero no incorporar nuevos conocimientos.

Como dijo un Licenciado de Filosofía de Duke University, Rick Roderick, “Donde hay conocimiento, hay poder.” En Bolivia, las instituciones de educación sirven como lugares del control, enfocando en el crecimiento de la juventud a favor de los que tienen el poder.

Algunos se preguntan, “Pero si la escuela abre mi mente a nuevos conceptos, como me puede encarcelar?” La respuesta de ese Licenciado, chistosamente, es, “Si no estas de acuerdo, fallas el curso.” Es decir, la forma de controlar es por la clave de avanzar: la nota de la materia. No se puede avanzar sin estar de acuerdo de las normas de la sociedad boliviana actual, nunca formando las fundaciones del avance en el futuro. Y no, este ejemplo no solo extiende a los ideas filosóficos, religiosos ni estudios sociales, pero a la matemática y las ciencias naturales.

Tristemente, hasta las clases más facil de mejorar atrasan tras del poder. Matemáticas es un arte, incorporando las formas de como los humanos explican el mundo natural y abstracto en las pruebas lógicas. Pero, lo enseñan como una clase dedicada a la memorización de las figuras importantes del país: presupuestos, balances y impuestos. Se enfocan en la estética de la presentación, no el contexto del proyecto, no a las nuevas ideas que el país usaría como factor económico en el futuro. Y tristemente, así se enseñan las ciencias naturales, bajo el mismo concepto del control de la mente. Memorizar. Dar examen. Pasar el grado.

Y usando la logica del licenciado Rick Roderick, uno puede llegar a su frase al revés: donde hay poder, hay conocimiento. Sin el uso de fuerza, intimidación, de extender las ideologías personales al estudiante, se creen que el conocimiento no puede existir. Ideas, creatividad ni nuevas lógicas no viven en la mente de cada persona, pero en los lugares del poder: gobierno, religion, y escuelas. La creencia vive en Bolivia, y por eso el país no avanza aunque tiene grandes recursos naturales y mucha potencia regionalmente, mientras que Japón y Inglaterra son islas sin nada y igual contribuyen a la economía mundial. La educación Boliviana es simplemente otra cartel, residuo de la colonia.

Entonces, para mejorar el país a un futuro de menos aspectos dictatoriales, la educación necesita un cambio espectacular a la democracia, abriendo las mentes del estudiantes a la creatividad, con mejor uso del conocimiento digital, como bibliotecas virtuales internacionales. Bolivia, con todos sus problemas sociales actuales, debe enfocarse al futuro de la juventud, invirtiendo en la democracia de sus escuelas, no a las formas del control bajo el estado plurinacional. El mundo vive de los ideas, de nuevos conocimientos, y los profesores necesitan capacitarse a crecer la creatividad, y no a solo pasarse a los estudiantes. Sino, el futuro es pésimo.